ALGARROBO DEL AGUILA
« volver

ENTRE EL RIO Y LAS BARDAS...
5 de febrero de 1899
El calendario de los aniversarios de poblaciones pampeanas se inicia en el Oeste, a través de Algarrobo del Águila, fundada el 5 de febrero de 1899 y ubicada en el departamento Chicalcó.
Situada en las proximidades del río Atuel, pero con las bardas apenas a unos dos mil metros hacia la parte occidental, une la característica común de los cursos de agua, con el paisaje propio de las bardas, o sea que su emplazamiento coincide con ese cambio. Tierra con perfil de inmensidad, con el cruce del río que rompió la monotonía de su suelo, le dio vida y alentó su esperanza de futuro. Desde antaño, los pobladores conocieron el agua dulce del Atuel, como también, aunque más lejos, supieron del lecho salino del otro río que precisamente con el nombre de Salado penetra por La Pampa kilómetros más al Este. El pueblo de Algarrobo del Águila está sobre la margen derecha del río Atuel, entre el río y las bardas. La fecha establecida como fundación se pierde entre retazos de relatos transmitidos por generaciones. Más que fechas, se puntualizan hechos, circunstancias. Los moradores nómades eran sucedidos por otros que se fueron afincando, mas eran tantas las distancias que tardó mucho en adquirir carácter de población, como ya son conocidas las poblaciones de ahora, o sea con una distribución mínimamente ordenada de viviendas y habitantes.

Municipio, escuela...
Pocos son los datos que pueden extraerse de los organismos oficiales. Se sabe que en las primeras décadas ya había correo, comisaria. Ahora está la comisión de fomento. La comuna de Algarrobo del Águila y la de La Humada se reparten alrededor de medio departamento Chicalcó cada una. Son èjidos muy extensos, pero históricamente muy despoblados.
Las dos localidades cuentan con sus escuelas hogares, al Este del departamento, la Escuela Hogar Nº129 de Algarrobo del Águila, y sobre el Oeste, la Escuela Hogar Nº88 de La Humada instruyen y albergan a niños de parajes aislados. Herederos, muchos de ellos, de un pasado de soledades.
Aún con ese aislamiento, Algarrobo del Águila fue siempre una forma de agruparse en el desierto. La falta casi total de otros modos de comunicación hacia que el correo fuera fundamental. Es un correo con pasado folklórico cuando por medio de una balsa en el Atuel, se cruzaban los mensajes. El correo siempre existe, ahora atendido por su propio municipio. La población cuenta asimismo con juzgado de paz, registro civil, destacamento policial y se ha sumado el centro sanitario.

De huellas y almacenes...
Los más expresivos cantos a esa tierra son realizados por los hermanos Tomás, Julio y Félix
Domínguez Alcaraz, ahora radicados en Santa Rosa pero con Algarrobo del Águila aflorando en sus vivencias, sus mensajes, sus poesías y hasta sus palabras. Tomás Domínguez, el mayor de los mencionados, empezó a desandar el tiempo y fijó la mente en 1908, en una época que tampoco él conoció, pero cuyas alternativas las supo por su padre. De algún modo, fue entonces cuando comenzó a poblarse el Oeste. En 1908 ya funcionaba el boliche de Cufré", la casa más importante de la zona. Señala que la construcción existió hasta hace pocos años, hasta que, como tantas otras, también tuvo que rendirle cuentas al tiempo... Era un "boliche de campo" o "almacén de ramos generales", depende del rango que se le quiera citar de asignársele el último rótulo, seguro que era un almacén de campaña, porque pueblo no bahía. Algarrobo del Águila era un montón de casas tan separadas, que recorriéndolas aparecían de a una, perdidas en el monte.
Consigna Tomás Domínguez que el comercio de Cufré era la única casa de material que había, hecha con ladrillo cocido. Más tarde y eso sí lo recuerda, hacia 1927, estaba el "boliche de Pablo Alí". Su memoria registra ocho viviendas dentro de una geografía desparramada. No había calles, sino huellas y detrás de un alpataco cualquiera, aparecía una casa..
También era importante la "picada", un camino que se trazaba lo mas recto posible, que unía Algarrobo del Águila con La Clara y que se recorría para acarrear agua con barriles. Las distancias eran tan grandes que para unir la comisaria con la estafeta de correo, había que andar mil metros. Al Este de todo eso pasaba el río, pero como todo el oeste pampeano Algarrobo del Águila también sufrió el corte del agua y la s consecuencias para su vida y economía fueron sensibles

Del poblamiento criollo
Las remembranzas también se asocian al nombre "Algarrobo del Aguila", con a doble versión sobre si se trataba de un algarrobo o un caldén, si bien generalizadamente está aceptarlo el algarrobo frente al viejo edificio de la comisaría. Aunque no era zona donde anduvieran las águilas, el hecho habría sido real y un águila pecho blanco de las que hay muy pocas, seria la perpetuada en el nombre, junto al polémico algarrobo. Tal vez la precisión del nombre de Algarrobo del Aguila forme parte de esa franja del pasado donde se mezclan la historia y las tradiciones, también apergaminadas en este caso por los muchos ovinos y caprinos de los primeros tiempos, por el trabajo de esquila, por las bardas, y el río, ese río cuyo cruce era afrontado como un gran desafío. Se lo atravesaba de a caballo hasta que alrededor de 1940 se utilizó la lancha... Algarrobo delÁguila fue especialmente animado por pobladores crillos venidos de San Luis y de Cordoba.
Poco más al oeste, en las bardas, la prosedencia mas común, fue la cuyana. Había diferencia entre una idiosincrasia y la otra y ambas eran a su vez distintas de las predominantes en el Este pampeano.

Apuntes finales.
En cuanto al número de habitantes, el Censo Territorial de 1942 consideró 79 de carácter urbano y 958 rurales, o sea un total de 1.037.En 1960, la planta urbana había descendido a 52 pobladores y en 1991, sumó 258, que junto a los 221 de los campos, totalizan 479 en el ámbito del municipio.
En materia de comunicación, Algarrobo del Aguila prácticamente torna contacto con tres rutas. La provincial Nº 10 prosigue desde allí hacia el Oeste, en tanto que la nacional Nº 151 cruza el lugar desde Puelén hasta Santa Isabel y bastante cerca, la zona es atravesada por otra ruta nacional, la 143 Por las rutas 10 y 151, el pueblo está unido a la red asfáltica.
Finalmente, acerca del nombre indio del departamento Chicalcó, Eliseo Tello menciona a "chical" como "chañar" y "co"como "agua", Vale decir "aguada del chañar", en tanto que Enrique Stíeben, sin descartar esa explicación, también plantea' "chical" como "apartado", o sea "aguada apartada".


Fuente: "Los Pueblos de La Pampa", (Apuntes sobre su nacimiento, su historia) - 2da Edición Año: 1999 - Autor: José H. Alvarez

« volver