Un servicio de recortes periodísticos mensual
 


NOVIEMBRE 2012


ENERO
FEBRERO
MAYO
JUNIO
JULIO
AGOSTO

SEPTIEMBRE
OCTUBRE




2011
2010
2009
2008
2007
2006
2005
2004
2003
2002

2001

"Es una vergüenza que una escuela se llame Julio Argentino Roca"

Los alumnos del Colegio Provincia de La Pampa , solidarios con los estudiantes del Normal , se preguntan “por qué un colegio debe seguir llevando el nombre de un genocida” y recuerda que los hombres de Roca “secuestraron, mataron, robaron tierras e identidades” .

 

Estudiantes de tercer año del Colegio Provincia de La Pampa dejaron en claro su respaldo a la iniciativa de los alumnos del colegio Normal para quitarle a ese establecimiento el nombre de “Julio Argentino Roca”.

“Una escuela no puede llevar ese nombre. Es una vergüenza”, aseveraron en una carta enviada a El Diario representantes de 3º I, II y III del nuevo secundario del Provincia. Pidieron la atención de los docentes y llamaron a otros estudiantes a seguir el ejemplo de movilización: “no hay que quedarse de brazos cruzados”.

Los alumnos del tercer año del Provincia (turno tarde) dieron su opinión a través de una carta pública, en la que sostienen que “al principio no teníamos ninguna opinión, no sabíamos mucho sobre esto, pero ahora queremos expresar lo que pensamos”.

“Una escuela no puede llamarse ‘Teniente General Julio Argentino Roca'. A este hombre lo encontramos en billetes, colegios, avenidas, y nunca supimos porqué, pero después de algunas clases empezamos a entender la vergüenza que sienten los alumnos del Normal por el nombre de su establecimiento”, plantearon.

En la misiva recuerdan que los estudiantes del Normal quieren modificar la denominación del establecimiento “porque Roca arrasó con los pueblos originarios de nuestra región y con su cultura; realizó la ‘Campaña del Desierto' en la que mataron a miles de aborígenes para robarles sus tierras, como ya se había hecho en el resto de América. Se destruyó parte de nuestra historia, a nuestros antepasados. ¿Por qué homenajeamos a un genocida?”, se preguntan retóricamente.

Los alumnos del Provincia respaldan a los del Normal: “como dijo la presidenta del Centro de Estudiantes (Rocío Bareto), es ilógico que una escuela lleve ese nombre. Se supone que una escuela te enseña cosas buenas, a ser una persona concsiente, solidaria, que no piensa en sí misma. Se supone que una escuela se tiene que identificar con el diálogo, con el respeto a la diversidad cultural y con la educación”.

“¿Por qué si en el colegio te enseñan a respetar, algunos colegios tienen nombres que son una falta de respeto? ¿Cómo puede ser que el Normal tenga el nombre de una persona que decía cosas similares a las que, muchos años después, dirían los nazis? Sí, así es: Roca hablaba de una ‘campaña de limpieza', quería eliminar a los pueblos originarios como si fueran basura, exterminarlos. Al igual que (Domingo Faustino) Sarmiento pensaba que eran personas inferiores, casi animales. Pero todo eso es mentira, son personas como cualquier otra. Somos todos iguales, sólo que ellos tenían un estilo de vida diferente al de nosotros, al que no estamos acostumbrados”, añade la carta.

La dictadura

En otro tramo de la carta, los alumnos comparan: “Si hacen juicios a los hombres que cometieron los crímenes de la dictadura para respetar los Derechos Humanos, si están condenando a muchos culpables de crímenes atroces, ¿por qué un colegio debe seguir llevando el nombre de un genocida? Secuestraron, mataron, robaron tierras e identidades. Sacar su nombre de la escuela también sería una forma de hacer valer los Derechos Humanos”.

En el documento dicen que “es muy importante que a esta entrevista (que hizo El Diario a la presidenta del Centro) se le haya dado un lugar. Por ese medio nosotros nos enteramos. Y los estudiantes hicieron bien en realizar todo este movimiento, juntando firmas, hablando con El Diario, haciendo debates sobre el tema. Se organizaron y buscaron una forma de lograr lo que querían”.

“Antes de quedarse callados, sin hacer nada, pusieron todos sus esfuerzos. Es un ejemplo para los demás colegios y sobre todo para los jóvenes, que deberían seguirlo. No hay que quedarse de brazos cruzados. Nos parece perfecto que se hagan escuchar. Es una manera de expresar su opinión y de hacer respetar su derecho a participar”, aseveran.

“También es importante que los estudiantes opinen, ¿o venimos a la escuela para escuchar nomás? Le pedimos al centro de estudiantes y a los alumnos que sigan con la iniciativa, por ellos, por nosotros, por nuestra historia. Los colegios y los jóvenes tienen que mostrar sus posturas y luchar por lo que creen justo. Si no actuamos para lograr nuestras metas nunca vamos a llegar a nada”, dicen.

“Sería bueno que a todos les interese este tema y que les den su apoyo a los alumnos. Por lo general los docentes no nos escuchan porque piensan que a los jóvenes no les importa nada. Hay que demostrar lo contrario”, completaron.

“La mayoría no sabe nada sobre el tema”

Los estudiantes del tercer año turno tarde del Colegio Provincia de La Pampa advierten sobre la generalizada ignorancia respecto de lo que hizo Julio Argentino Roca.

Insisten en que “hay que respetar a los aborígenes. Los que somos descendientes vemos el cambio de nombre como un tipo de justicia, y los que no lo somos también. Una de nuestras compañeras tuvo una bisabuela que era india, pero no sabe bien a qué pueblo pertenecía. ¿Cuál será la razón por la cual jamás le hablaron sobre ella? Nos gustaría saber un poco más”.

“No creemos que ser indio sea algo malo, aunque muchas veces por cómo decimos las cosas damos a entender que en realidad lo es. Lo triste es que algunos sectores de la sociedad aún crean que haber matado a los indios fue la mejor elección. Queremos que esas personas tomen conciencia sobre los hechos”, apunta la carta que hicieron pública.

“La mayoría de nuestros amigos, familiares y vecinos, no saben nada sobre el tema. La gente no entiende porqué se le quiere cambiar el nombre al colegio. ¿Las generaciones futuras conocerán con claridad lo que pasó? ¿Está saliendo a la luz la verdad? Es conveniente saber cómo fue nuestra historia. En la escuela muchas veces nos dijeron que eran los buenos y no era así. Si pensamos cualquier cosa después nos equivocamos”, completan.

Señalan que “aprendimos que está mal decir ‘Campaña del desierto', porque esta región estaba ocupada por miles de personas. Hace poco nos enseñaron que el 12 de octubre ya no se llama el ‘Día de la Raza ', y que no tiene que ser festejado. Nos parece que por la misma razón Roca tendría que dejar de ser homenajeado”, concluye la misiva.

Fuente; Diario "El Diario" - 01 de Diciembre de 2012

arriba

Por ley, un sistema para ponerle nombre a lugares públicos

La Cámara de Diputados, con la polémica de cambio de nombres de algunos edificios en puerta, sancionó una ley que establece el procedimiento para la denominación de  los establecimientos públicos provinciales.

 

 

La ley Nº 2678 -ya promulgada- apunta a “los establecimientos públicos provinciales, que no tuvieren más que una designación numérica o que no contaran con un nombre, o que se considerara la necesidad de someter el nombre que posean a un proceso de revisión, podrán recibir su nombre de acuerdo a lo que establece la presente Ley”.

El artículo 2º sostiene que “la elección del nombre deberá realizarse mediante mecanismos que garanticen la participación activa de todos los integrantes del establecimiento. Será responsabilidad de las autoridades de cada institución lograr un proceso democrático de selección de nombres hasta alcanzar un resultado que afirme el consenso de todos los miembros de la institución”.

Además habrá una autoridad de aplicación de la ley. Esa autoridad” realizará un registro de los nombres designados a los edificios públicos provinciales en el que figuren los nombres existentes con sus ratificaciones y/o rectificaciones correspondientes y las designaciones a nuevos edificios o aquellos que no contasen con la propia”.

El artículo 5º señala que “el Poder Ejecutivo queda facultado para decidir por sí sobre las denominaciones a las que se refiere el artículo 1°. En los casos previstos en el artículo 2° podrá conferir esta facultad a los Ministerios o Secretarías bajo cuya jurisdicción están los respectivos establecimientos públicos”.

El artículo 6° precisa que “para el cumplimiento de lo dispuesto en la presente Ley, los responsables de la institución respectiva, presentarán la propuesta ante la autoridad de aplicación del Poder Ejecutivo acompañada de los antecedentes que justifiquen su denominación y que prueben fehacientemente lo dispuesto en el artículo 2°”.

En el artículo 7° explica que “las denominaciones propuestas, deberán referirse a: a) Personas que hayan sobresalido en algunas de las temáticas que se detallan:  1. Salud; 2. Educación; 3. Política; 4. Cultura (Artes Plásticas, Teatro, Música, Danzas, Letras, Artesanías);  5. Social; 6. Derechos Humanos; 7. Deporte; 8. Investigación Científica; b) Un lugar, hecho o una fecha significativa que registre la historia provincial o nacional; c) Organismos internacionales que sean merecedores de reconocimiento por el trabajo en algunas de las temáticas enunciadas en el inc. a); una nación, lugar geográfico, región o comunidad internacional cuyos principios democráticos estén en concordancia con los principios democráticos que rigen en nuestro país y/o que tengan una tradición histórica en común; e) del donante o testador del terreno o edificio.

En el artículo 9° se establece que “no podrá identificarse ninguna institución pública con el nombre de hombres o mujeres cualquiera sea su nacionalidad, que hayan sido condenados por delitos de lesa humanidad aun cuando se hubieren beneficiado con indulto o la conmutación de la pena, tampoco podrán darse nombres a edificios públicos de personas que hayan sido funcionales en su proceder y/o pensar a políticas contrapuestas a los derechos humanos, o de aquellos que en su vida pública hayan colaborado con gobiernos de cualquier parte del mundo que cometieron crímenes contra la humanidad”.

Además la ley dice que “no se podrá imponer igual nombre a establecimientos que presten la misma categoría de servicios dentro de la Provincia ”.

Otro artículo advierte que “la designación del nombre estará sujeta a modificaciones si se comprobara fehacientemente una conducta que hiciera incompatible el concepto sobre la persona (que da su nombre al Establecimiento) con lo establecido en la presente Ley”.

La norma explica que quedan exentas de la denominación por Ley, las partes componentes de unidades edilicias, tales como salas, aulas patios; las cuales podrán llevar nombres impuestos por las autoridades pertinentes mediante decreto o resolución.

Fuente; Diario "El Diario" - 28 de Noviembre de 2012

arriba

 

NOTICIAS

Sancionan Ley para los nombres a edificios públicos

HISTORIA DE PUEBLOS



DEPORTES