<< Inicio


INSTITUCIONES
Gobierno
Municipalidad
Educativas
Escuela Nº 5
Escuela Nº 62
Escuela Valle Nereco
U. Educativa Nº28
Colonia Chapalcó
Deportivas
Guardia del Monte
Sportivo Toay
E. Coreográfico "Arte"

ENFOQUES
Escudo
Geografía
Historia
La Pampa
Toponimias

CULTURALES
Casa Museo O.Orozco
Biblioteca
Monumentos
Escudo
Poetas
Fotos


PUEBLOS

Cachirulo
Naicó
Comunidad Ranquel
Vascos en La Pampa

PERSONAJES
Lorenzo Jarrín
Tomás Domínguez
Patricio Fiorelo
El Negro Castellanos
El Pobre Viejo

EVOCACIONES
Desde Córdoba
Viejos Oficios
¡Aquellos Juegos..!
Fotos en Sepia
Amarillos y Ocres


NOTICIAS
FM "Ciudad"
Recortes de periódicos
Efemérides

SERVICIOS
Horario de Micros
Teléfonos y Direcciones
Guía Turística
Fondos de Pantallas
Postales
Libro de Visitas

OTROS
El Archivo
Links
Indeseables
Créditos
La Familia
Distinciones


HISTORIAS

Menonitas en La Pampa

REFUGIADOS EN EL TIEMPO


“Esta comunidad encontró que una de las formas de mantener fuertes sus límites es el autoabastecimiento”, sostiene Claudia Everlo. Por esta razón, los menonitas tienden a producir (ya sea bienes materiales o servicios) la mayor cantidad de insumos necesarios para la supervivencia. Las tierras de la Pampa Húmeda les dan una inmejorable posibilidad de sem-brar trigo y otros granos que luego utilizan para la elaboración de sus alimentos. El excedente, que suele ser generoso, es vendido a los graneros de la zona. De las huertas, florecientes a un lado de todos los hogares, recogen algunas frutas y verduras.
El destino del ganado está ligado principalmente al tambo, y tal vez radique aquí el ejemplo más representativo de la fraternidad que trama todas las acciones en este lugar. Por las mañanas, mientras las mujeres se abocan a los quehaceres domésticos, los jefes de las familias y sus hijos comienzan en el establo el ordeñe de las vacas. La leche extraída se almacena en tarros. Una vez finalizada la labor,esos recipientes
  se acomodan a la vera del camino, para que más tar-de sean recogidos por las carretas de la quesería. La quesería pertenece a la comunidad. Al finalizar el día, los tarros son devueltos a cada una de las familias con un tercio de suero de leche, que es utilizado como alimento para ani-males. Todos contribuyen con el pago a los maestros queseros, y cada familia es remunerada también de acuerdo a la cantidad de leche aportada para la fabricación de los quesos.
En la colonia hay también carpinteros, costureras, personas duchas en la construcción e inclusive una parte-ra. De este modo, las relaciones con el mundo exterior quedan restringidas a la compra de materia prima (telas, materiales, máquinas para trabajar la tierra).


La renuncia a los lujos no sólo consta en la negación a todo tipo de tecnología moderna; también se hace presente en cuestiones menores: no utilizan, por ejemplo, jabón de tocador (perfumado) para su aseo personal sino que se valen del jabón blanco en barra. “Hay casos en que los menonitas se han comprado tractores para trabajar el campo, pero antes de ponerlos en funcionamiento les quitaban las cabinas por considerarlas lujosas”, comenta Claudia.

| Página siguiente >>>>


 
| Inicio | contacto |



Subir
  Los textos, dibujos y fotografías que aparecen en este website están debidamente autorizadas para poder ser publicadas en el sitio. Quedando de esta forma prohibida cualquier reproducción sin el permiso explícito de los sus autores. © 2000-2005 COPYRIGHT